HGH

 
 
hgh
Qué es HGH
Como es producida la HGH en nuestro cuerpo
Como trabaja la HGH
Como incrementar mis niveles de HGH
Como usar HGH injectable
Estrategias para usar la HGH
HGH para el enanismo
HGH para el culturismo y la pérdida de peso
HGH contra el envejecimiento
Incremento de la energía y función sexual
Efectos colaterales de la HGH

 

 

Qué es IGF-1?

El factor de crecimiento insulínico tipo 1 (también conocido como insulin-like growth factor-1 o IGF-1) es un polipéptido de 70 aminoácidos cuyo peso molecular es de 7650 daltons, que forma parte de un grupo de factores de crecimiento parecidos a la insulina presentes en el cuerpo humano. La molécula presenta aproximadamente un 50 % de similitud en la secuencia de aminoácidos con la proinsulina, y tiene un número de funciones biológicas similares a las de la insulina. Aunque el péptido presenta una elevada dependencia de la hormona de crecimiento (GH), un número cada vez mayor de estudios informan de una secreción independiente de la GH.

 

Lugar de síntesis

El IGF-1 es una proteína liberada por muchos tejidos del organismo y prácticamente afecta a casi todas las células del cuerpo. Los principales órganos sintetizadores del IGF-1 son la placenta, el corazón, el pulmón, el riñón, el hígado el páncreas, el bazo, el intestino delgado, los testículos, los ovarios, el intestino grueso, el cerebro, la médula ósea y la hipófisis. Los seres humanos producen aproximadamente30mg de IGF-1 al día hasta los 30 años de edad y desde este momento la producción decrece con la edad.


hgh,somatropin,muscle

Acciones del IGF-1

El IGF1 es secretado principalmente por el hígado en respuesta a señales de la hormona del crecimiento (GH). Los principales tejidos diana afectados por el IGF-1, en combinación con la hormona del crecimiento son los músculos, cartílagos, huesos, hígado, riñones, nervios, piel y pulmones. El factor IGF-1 produce numerosos efectos estimulantes del crecimiento, entre los que destacan efectos mitogénicos y la promoción de la sulfatación del cartílago. Asimismo, actúa como mediador de las acciones estimulantes del crecimiento en el esqueleto y otros órganos desencadenados por la hormona de crecimiento. El IGF-1 coopera con el factor de crecimiento derivado de las plaquetas (Platelet-Derived Growth Factor PDGF) para aumentar la capacidad de las células en la síntesis de ADN. No solo ayuda al crecimiento de las células en la mitosis, sino que también aumenta la diferenciación celular. Entre muchas otras funciones destacan:

  • Incrementa el rendimiento físico, mental y la resistencia en individuos sanos.
  • Produce efectos anabólicos en las células regulando la división y diferenciación celular, mientras el músculo se fortalece durante el ejercicio físico vigoroso.
  • Estimula el crecimiento de hueso y músculo.
  • Actúa dentro del sistema nervioso y es fundamental para el crecimiento y desarrollo de las neuronas, por lo tanto es un factor neurotrófico.
  • Interviene en la comunicación neuromuscular.
  • Desempeña un papel importante en el envejecimiento celular, de tal manera que las células cuando envejecen requieren más cantidad de IGF-1.
  • Algunos estudios han encontrado asociaciones entre el IGF-1 y algunos tipos de cáncer como el cáncer de próstata.

Circulación por el cuerpo

La mayor parte del IGF-1 en suero (> 95 %) circula ligado a proteínas de unión de IGF específicas, de las que hasta ahora se conocen seis clases (IGF-BP 1-6). Se cree que la BP3 es la principal proteína de unión del IGF-1. Esta proteína forma un complejo ternario de 140.000 daltons con IGF-1 y con una subunidad ácida-lábil.

Utilidad del IGF-1

La determinación del IGF-1 en suero es un valor de reconocida importancia en niños con trastornos del crecimiento y en el diagnóstico y control de la acromegalia. Las concentraciones del IGF-1 varían según la edad, aporte nutricional, composición corporal y secreción de la hormona de crecimiento del paciente. Una simple derterminación de IGF-1 basal es útil en evaluaciones de niños con baja estatura y en estudios de aporte nutricional de pacientes gravemente enfermos. Para el diagnóstico de la acromegalia se considera que una simple determinación IGF-1 ofrece mayor fiabilidad que la determinación aleatoria de la GH. La determinación del factor de crecimiento insusulínico tipo 1 se realiza mediante enzimoinmunoanálisis de doble unión (EIA) en plasma o suero humano. El IGF-1 se podría utilizar en diversas enfermedades, como la diabetes mellitus, la Esclerosis Lateral Amiotrófica, cirrosis hepática y osteoporosis. También podría ser de utilidad en el tratamiento de la demencia tipo Alzheimer.

jhgk